Tag: injusticia

Cosas Serias y Menos Serias

Hay golfos, golfistas y papistas, lo mismo que hay gambas,  gambitas gamberros y condones para perros, pero lo que más me divierte son aquellos que creyéndose los amos del mundo, al final acaban jugando a lo que les gusta pero de cualquier  manera, a evadir impuestos y capitales, jugar al pádel, o mirar como se juega,  jugar al golf, o por lo menos intentar  meterla en algún agujero de cualquier manera, para ellos que son mis personajes favoritos le dedico un poema que les va que ni pintado:

Alguien me preguntó un día malaga

¡Qué es un pedo?

y yo le contesté muy quedo

el pedo es un pedo.

Con cuerpo de aire y corazón de viento

el pedo es como un alma en penaGOLF 2

que a veces sopla , que a veces truena

es como el agua que se desliza

con mucha fuerza, con mucha prisa.

El pedo es como la nube que va volando

y por donde pasa va fumigando

el pedo es vida el pedo es muerte

y tiene algo que nos divierte

el pedo gime, el pedo llora

el pedo es aire, el pedo es ruido

y a veces sale por un descuido1 GUAPO

el pedo es fuerte es imponente

pues se los tira toda la gente.

En este mundo un pedo es vida

por que hasta el Papa bien se lo tira

hay pedos cultos e ignorantes

los hay adultos, también infantes

hay pedos gordos, hay pedos flacos

según el diámetro de los tacos

hay pedos tristes, los hay risueños

según el gusto que tenga el dueño

Si algún día un pedo toca tu  puerta

no se la cierres, déjala abierta.                          EN EL SEGURO, TRABAJA, SE FELIZ, DALE A CADA UNO LO SUYO,  Y SE SOLIDARIO

Félix Pinto

 

Requiem para un sordomudo

11-perich

REQUIEM PARA UN SORDOMUDO

 

Aquellos sordomundos solo querían oir lo que el tonto de turno les quería decir.  Luego resultó que todo era falso.  Nada tenían detrás, salvo palabras huecas y grandes altavoces.  Les mintieron como siempre lo habían hecho.  Su mundo era una gran mentira.

 

Aquellos sordomudos desaparecieron, era el  gran monólogo del tonto.

 

 

 

Hoy aquellos altavoces quieren seguir imponiendo sus dogmas, pero EL GRAN MONÓLOGO, caerá.  Y cuando el diálogo, la palabra liberada y el sentido común impere en sus mentes, volveremos a entonar un REQUIEM para sordomudos que diga un adiós definitivo a tanta impostura y tanta mentira.

 Nos debemos de acordar  de aquello que dice:

 

 “ UN  MUERTO se tira al río

 

hay UN CIEGO que lo ve

 

y el MUDO le dice AL SORDO

 

mira como NADA AQUEL”